Clicky

Óptica

Antes que el «pyro» o sensor piroeléctrico pueda responder a las fuentes de calor dentro del campo de visión del PIR, la imagen infrarroja debe pasar a través de la óptica. Los espejos laminados de Cromo o lentes Fresnel (pronunciado fre-nel) definen los campos de visión, para que el sensor reciba la energía infrarroja en zonas específicas. Las fuentes de energía fuera de las zonas definidas son ignoradas.

Figura 7 – Lente Fresnel

Debido a que la superficie del espejo y lente pueden ser facetadas, la mayoría de los detectores infrarrojos tienen muchos campo de visión o «zonas de protección». Una zona puede mirar a la pared, otra al escritorio, otra al archivador, y otra a la entrada de la habitación.

Cada zona semeja a un rayo gradualmente angular como si saliera del detector. Por favor, recuerde que los detectores infrarrojo-pasivos no emiten energía al ambiente.

La siguiente figura muestra como la energía infrarroja en la habitación es proyectada hacia el PIR. Las áreas entre cada zona de protección son denominadas «zonas muertas». La detección no es posible dentro de esas zonas.

Figura 8 – Zonas de Detección de un PIR

Los lentes facetados permiten tener una variedad de zonas de protección. Las configuraciones Pet-Alley (anti-mascotas), barrera vertical, o de simple tiro y otras pueden ser incorporadas dentro del lente.

La construcción del lente también permite que algunas facetas o zonas específicas puedan ser enmascaradas, creando una zonas muertas alrededor de fuentes potenciales de falsas alarmas.

Figura 9 – Lente Fresnel con una Zona Enmascarada

La suma total de facetas no enmascaradas (zonas de protección) definen entonces el patrón de cobertura del PIR.

Publica un comentario

Deja un comentario