Clicky

Características del Objetivo (Intruso)

Los sensores infrarrojos han sido desarrollados tomando las siguientes características del objetivo:

  • Longitud de onda generada (a 70 °F o 21 °C, las superficies de una habitación poseen una longitud de onda de 1.0 µm, los reflejos solares 2.7 µm, un Intruso humano 10-14 µm o más).
  • Tamaño real y perspectiva. (permite diferenciar pequeños animales de los humanos).
  • Diferencia de temperatura entre el Intruso Humano y el medio.
  • Temperatura característica del cuerpo Humano entre 96 °F – 98 °F, 32 °C- 33 °C.
  • Velocidad de movimiento y uniformidad del bloqueo a través de las zonas de visión.

Todos los sensores infrarrojo-pasivos usan el principio de diferenciación (presencia/no presencia) para reconocer si un intruso u objeto está en el campo de visión, o es una anomalía interna de sus componentes electrónicos, tales como disturbios electromagnéticos o por radiofrecuencias. (EMI/RFI).

Para realizar este reconocimiento, los sensores infrarrojos pasivos crean áreas sensitivas llamadas zonas. Estas zonas pueden ser de una o más capas. Entre zonas y capas hay áreas de sensibilidad nula o muertas que permiten efectuar comparaciones. Estas zonas insensibles son uno de los puntos débiles de la detección infrarroja pasiva.

Publica un comentario

Deja un comentario